El Área Desconocida es un blog dedicado a la investigación y publicación de temas relacionados con las ciencias y los fenómenos paranormales, entre otros, con una misión en común: dar todas las hipótesis posibles de cada temática para que sea el lector el que tenga la última palabra...

La guerra Psicotronica

Guerras que se podrían dominar mediante el control de la mente, y así, ocasionar daños mucho más dañinos que los métodos convencionales, parece algo más bien de ficción. Sin embargo, según noticias de la década del 90 podrían ser una realidad. ¿Es posible?

Uno de los rumores más inquietantes que circulo a finales del siglo pasado fue que alguno de países del mundo dominaría el arte del control de la mente a niveles muy altos, y que lo usarían para fines de índole bélico. La guerra “psíquica” fue noticia a principio de 1981 en los Estados Unidos, y gran parte del mundo, cuando el comunista Jack Anderson, anuncio que desde 1976 el Pentágono mantenía en secreto un destacamento especial psíquico. La propaganda subliminal mediante la telepatía, el espionaje astral, la eliminación de un equipo militar y de vehículos espaciales mediante el uso de la psicoquinesia, la bioenergía como arma antipersonal, la presunta capacidad de manipulación hacia el cerebro de los lideres occidentales, y la facultad de anticipar maniobras ultra secretas del enemigo, entre otras, no son aportaciones de la ciencia ficción, sino técnicas seriamente discutidas en la década del 70 por la agencia de inteligencia de la defensa norteamericana (DIA). Para ese tiempo era casi inminente el comienzo de una tercera guerra mundial, de la cual poseería la ventaja oriente sobre occidente, ya que, por sobre todo en Rusia, se llevaba presuntamente una avanzada investigación con resultados alentadores, para poner a servicio de su fuerza armada, a la telepatía y la psicoquinesia. Aunque hasta ahora no se ha llegado a constatar la autenticidad y alcance verdadero de este peculiar fenómeno, las pruebas de este tipo eran muy posibles. Se desconoce si hoy en día sigue la psicotronía en experimentación. De algo sin embargo hay que estar absolutamente seguro: fuese cual fuese el país que domine primero y con cierta magnitud el poder de la mente para la utilización en guerras, tendrá en sus manos a la más grande, letal y directa arma de destrucción masiva jamás construida. Cidofe@hotmail.com

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada